Financiers con arándanos

Vuelvo a la carga!!!!

Y es que algunos, por no decir muchos de vosotros no debéis saber que estoy haciendo un curso de pastelería en la escuela de hostelería Hofmann, donde estoy aprendiendo muchas cosas, a cual de ellas más interesante.
Y como quería enseñaros las delicias que hacemos he estado desaparecida preparando recetas ricas ricas. Aún que también he preparado alguna que otra receta sana eh.



Los financiers se crearon en París, en la pastelería La Lasne, situada a la lado de la Bolsa de Valores parisina. Se llamaron así debido a la procedencia de la mayoría de sus clientes. Como se dedicaban a las finanzas vestían ropas elegantes, la pastelería elaboro un dulce fácil de comer, compacto, con un fuerte sabor a mantequilla y que no manchase las manos de estos clientes.

Os podéis imaginar lo fáciles que son de comer no? Son bocaditos de almendra que saben a gloria.
Así que no os hago esperar más y os dejo la receta.

INGREDIENTES:
  • 75 g de almendra en polvo
  • 150 g de azúcar
  • 25 g de miel
  • 50 g de harina
  • 135 g de claras de huevo
  • 125 g de mantequilla avellana
  • arándanos




Lo primero de todo es hacer la mantequilla avellana, para ello poner en un cazo la mantequilla y llevar al fuego hasta que alcance los 150º C, debe tener un color marrón claro, color avellana. Colar y reservar.
Tamizar la harina, reservar.
Dar un golpe de calor en el microondas a la miel, reservar.
En un bol mezclar la almendra, el azúcar y la harina y añadir la clara de huevo, cuando esté todo integrado añadir la miel, mezclar y al final incorporar la mantequilla hasta obtener una masa homogénea. 
Enfriar la masas 1 h en la nevera.
Precalentar el horno a 190º C.
Engrasar el molde que se vaya a utilizar, yo he usado el de mini cupcakes de metal.
Sacar la masa de la nevera y rellenar los moldes hasta la mitad  y poner en el centro arándanos (2 o 3), hornear 7-10 minutos, hasta que estén dorados.
Dejar enfriar sobre una rejilla y a disfrutar.





Los arándanos son opcionales, se pueden quitar o substituir por frambuesas o moras e incluso por pera o manzana, las cuales habrá que saltear para sacarles un poco de humedad.

Son ideales para desayunar, para tomar con un café o con un té, o para comer a cualquier hora. Ya veréis que al ser bocaditos son como pipas y no puedes parar de comer.
Espero que os gusten y os animéis con ellos.





Un beso y gracias.
Vero.



1 comentario:

  1. Hola! qué pinta más buena tienen! nosotras no los hemos hecho nunca, nos apuntamos la receta para cuando tengamos tiempo! las fotos son preciosas! besis

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...